argentina Audiovisual Cine entrevista feminismo Música

“Una banda de chicas”, de Marilina Giménez

Por Rosario Iniesta

El 21 de diciembre en la biblioteca del MALBA se llevó a cabo una charla con la directora del documental “Una banda de chicas”, de Marilina Giménez y allí estuvimos. La película es producto de la experiencia personal de Marilina como parte de Yilet, la banda a la que perteneció de 2007 a 2013 como bajista junto a Marina La Grasta (voz y teclados) y Ani Castoldi  (batería). Ellas actualmente conforman el grupo Ibiza Pareo. Surgió la necesidad de dejar su huella como banda y Marilina comenzó a filmar. Mediante videos caseros se observa la cotidianeidad de la banda y comienza el relato.

Yilet. Youtube.

Entrevistamos a Marilina y nos comentó cómo surgió la idea y los vaivenes posteriores al proceso creativo del documental

¿Cuándo inició el proyecto del documental? ¿Siempre fue pensado en ese formato?

La idea surgió en el 2010, cuando nos establecimos como trío con Yilet nos propusimos tocar mucho y en ese querer tocar mucho y conseguir fechas, nos agrupaban con otras bandas de chicas. Entonces ahí surgió esta idea, primero de darnos cuenta que éramos un montón y empezó mi cuestionamiento: “qué pasa que no estamos en los diarios, qué pasa que no estamos en la radio y qué pasa que no estamos en la tele, ni en los canales de música, ni siquiera en Youtube”. Ahí la primera idea que surgió fue “quiero grabarlas, quiero hacer un documental”. No sé si en un comienzo fue tan claro el hecho que quería hacer una película, creo que toda la primera instancia, en mi cabeza hacía como un vaivén entre querer hacer una película o hacer una serie documental como más para Canal Encuentro, UN3TV o ese tipo de plataformas. Lo venía pensando hacía tiempo y quería seguir para que no quedara solamente en la idea.

Durante mucho tiempo quería llegar a la mayor audiencia posible y en ese momento creía que lo mejor era presentar el proyecto en un canal. En esos años trabajé en una productora. Como soy sonidista pensaba en cine y como veía que algunos programas que se hacían no me parecían tan imposibles, entonces en algún momento lo charlé con un productor y él me comentó que no era fácil, había en ese momento determinadas líneas, que había muchas idas y vueltas en devoluciones y lo que me dijo fue “ seguro que te van a limitar los personajes”. Dije “ni loca, los personajes los voy a decidir yo“. Porque yo me imaginaba que, de ser así, que por ahí no cumplía con esto que yo sí que tenía que ver con la ruptura con el estereotipo de lo que se pretende de las chicas en la música. Si me querían poner una cantautora que no encajaba con esta versión en mi cabeza, como que ya estaba traicionando los principios. Y con esto no estoy diciendo que no quiero a las chicas que tocan la guitarrita dulce, sino que tienen que tener un nivel de ruptura importante: por ejemplo, cuando empezó Paula Trama (antes de pertenecer a Los Besos), era ella sola y me parecía espectacular.

Giménez es diseñadora de imagen y sonido además de diseñadora audiovisual para cine y televisión. Su experiencia laboral como mujer en un mundo de hombres fue lo que la hizo reaccionar frente a tanta invisibilidad y códigos patriarcales. La única forma de progresar profesionalmente era acostarse con los jefes, no por mérito propio.

Estas fueron las cosas que me fueron desencantando para hacer una serie para un canal de TV, si bien sabía que ahí tenés mayor acceso a distintos públicos. Fue pasando el tiempo, en 2013 fue la separación de Yilet y al año siguiente me puse a hacer videoclips, eso me ayudó mucho a entrenar la mirada, a probar que podía dirigir. Acumulé bastante experiencia por fuera de mi rol de sonidista.

Las Taradas. Fuente: GPS Audiovisual.

En 2015 hice un taller documental de cine en el que me encontré con gente que quería hacer cosas similares. Ese espacio nos dio herramientas por fuera del INCAA, había otros fondos. Recién ahí me enteré de cómo eran las cosas, porque aunque hubiese trabajado en cine, nadie que conociera había dirigido una película, laburaban más en la tele en roles técnicos o producción. En ese taller dije “quiero esto” y empecé a definir la estética del documental. Ese mismo año conozco a Flor Jaworowski, le mostré una especie de trailer que había armado, le gustó y en 2016 presentamos la carpeta en el INCAA. A mediados de 2017 nos otorgaron la primera cuota, se retrasó mucho y se devaluó pero eso también le dio al documental un crecimiento en ese tiempo. El proceso más heavy fue de 2015 a 2018, ahí presentamos el documental en Mar del Plata, después Rotterdam y demás festivales.

La directora se centra en estas bandas: Chocolate Remix, Ibiza Pareo, Kobra Kei, Kumbia Queers, Las Kellies, Las Taradas (de las que se desprendieron Lucy Patané y Paula Maffía), Liers, Miss Bolivia, Sasha Sathya y She Devils, pero hay muchas más, por supuesto y todas aparecen en los créditos finales de la película.

Los problemas de la distribución

¿Qué pensás de la repercusión que recibió tu trabajo en festivales internacionales pero que acá prácticamente no se programe en salas?

Lo de las salas de acá es todo un tema, hay muchos problemas de distribución. Si bien se intenta sostener una política de producción de cine argentino, no hay una política clara o en todo caso, falta una política de distribución.

¿Qué hacemos después cuando las películas ya están hechas y que no pasen al olvido? Parte de eso tiene que ver con lo que pasó en los ´90 con la llegada con todos estos cines de shoppings en donde se instaura que el 75% van a ser norteamericanas, 10% de Europa y un 15% de cine nacional, de los cuales no se cumple ni siquiera ese 15%. Entonces, lo que sucede es así: por ejemplo, mi película y otras más que tienen premios afuera o que fueron requeridas por distintos festivales donde hay una necesidad de ser vistas, esos lugares que son las salas comerciales (Showcase o Hoyts) no quieren tu película porque no cumple con la pantalla (cumplir con la pantalla significa que tenga X presupuesto).

Nuestra película que tiene el presupuesto más bajo del INCAA, que es vía digital, dentro de sus cláusulas dice que no es obligación el estreno en sala comercial. Supuestamente esa cláusula es para beneficiarte en que si no llegaste a hacer la película que querías porque era poca plata, que no la estrenaras. Yo creo que está pensando desde ahí, no sé, habría que preguntarse por qué existe esa cláusula, pero la cuestión es que con dicha cláusula no entres como posibilidad de que te quieran esos cines porque no les cubre el 15% de cine argentino que la ley les obliga a tener.

En nuestro país hay una media de continuidad de pantalla. Si de jueves a domingo no se llega a la cantidad de espectadores del 20% en una sala, en lo que se denomina sold out, la película se baja del cartel de la misma.

Nuestras películas no tienen plata para afiches en la vía pública. Finalmente a ellos no les va a llevar gente al cine si no haces mucha alharaca vos, no te van a poner guita para publicitarte tu película, están acostumbrades a que eso venga con tu propuesta, con toda la estrategia de marketing y toda la guita puesta ahí. 

Desde el INCAA es un problema esto de que no haya dentro de los presupuestos una parte que puedas presupuestar una parte destinada a publicidad para distribución después. Como que hay una parte de la que ellos no se hacen cargo, entonces se realizan las películas, están dos semanas en cartel y se caen. Tampoco hay un incentivo para que la gente vaya al cine a ver ciertas películas. No tenés publicidad y estás compitiendo con aquellas películas que sí la tienen. También competís con Netflix y resto de plataformas. Entonces, yo sé que mi película sin una buena estrategia de publicidad si vos la estrenás en múltiples salas, es un derroche de plata sin sentido.

Mi película no se podría estrenar en muchas salas al mismo tiempo porque por más que hay un” boca en boca”, la peli va a ir creciendo de a poquito, porque es un sector, unas personas que se enteraron. Por más que haya tenido notas en Página 12, en Perfil, La Nación, o en otro tipo de medios como Para Ti, es como que de alguna manera termina siendo de nicho. Y es un documental, y es una cosa chiquita.  Yo creo que también ahí en el tema de las notas hay otros intereses, que las notas grandes sean para películas con mucho presupuesto, porque hay un interés que recaude o que tenga esta cuota de pantalla. Entonces no me sorprende que estemos en pocas salas, al contrario, agradezco que el MALBA nos haya tomado porque todavía no hemos tenido acá en Buenos Aires el estreno en el Gaumont, porque hay mucho requerimiento de todas las películas que salieron y que necesitan estar en ese cine, le dan prioridad a películas más grandes a ficciones, a documentales de audiencia media, donde la inversión, tanto del INCAA como de particulares en algunas coproducciones es mayor.

La reglamentación obliga a las salas a cumplir la cuota de pantalla, es decir,  estrenar una película nacional por trimestre, por pantalla. Esto hace que en un cine de cuatro salas haya cuatro estrenos de películas argentinas por trimestre. Según coinciden tanto productores como distribuidores, hay un error de interpretación jurídica, ya que se cumple únicamente con las grandes producciones.

Nosotras, con el subsidio más chiquito, nos pasaron estas cosas: no tenés salas, hay que ver si alguno de los curadores de los cines locales tanto el MALBA como la Sala Lugones te agarra. Por suerte en MALBA gustó y está yendo gente por eso quedamos en enero también y ojalá que siga viniendo gente para seguir en febrero. Después, estrenar en el Gaumont, que esté una o dos semanas ahí y así, que se estire lo más posible para que lo pueda ver la mayor cantidad de gente.

 Si una película hace una buena semana en múltiples salas, a lo mejor se termina ahí y si no te busca una plataforma online, nadie se entera que la película existió. Por eso me parece que para este tipo de películas tiene que haber otro tipo de estrategias que van más por este lado: no tener múltiples salas, sino tener una como el MALBA, cuando se termina la programación ahí, tener la posibilidad de ir a otra sala, pero eso es difícil, eso sólo sucede porque no hay tantas salas alternativas y porque solamente pasa cuando la película verdaderamente está demandada, la quieren.

A mí, lo que me resulta un poco triste es que yo hice la peli para que se vea en una sala porque siento que es una experiencia completamente diferente verla en una pantallita de compu que verla en un cine, con un sonido y una imagen que estén buenos, y con compartir de otras personas porque hay muchas cosas que pasan en la película que por ahí no todo el mundo las entiende pero alguien se ríe de algo y a vos no te causa gracia pero quizá la segunda o tercera vez que pasa eso, te da gracia. Y por ahí descubrís como ciertas cositas o no, o te asombrás que alguien aplaude cuando vos no lo harías. Y a mí me parece que eso de la experiencia colectiva justo en esta película que está hablando de la unión de todas, es importante y es importante vernos y que si somos muchas o muches en el público, nos reconozcamos, nos abracemos simbólicamente porque estamos apoyando algo que a su vez es un espejo porque nos apoya a nosotras. 

Marilina se vale de sus conocimientos de sonido para generar una atmósfera envolvente que sólo nos permite adentrarnos en lo más under de la noche porteña, llena de talentos, ya sea en pequeños como en grandes escenarios. Se aborda también el tema de la sensualidad de la mujer mientras interpreta sus canciones, y cómo es tomado por su público, lo que generan en el espectador, y las críticas alrededor de esto. 

Otra de las cosas que nos está pasando es que uno de nuestros objetivos era tratar de llegar a todo el país. En relación a los cupos en las proyecciones, de un día para el otro nos avisan que se va a proyectar la película en determinada ciudad. Se nos hace imposible gestionar teniendo dos días de anticipación porque te querés contactar con organizaciones feministas o músicas o lo que sea y no podés resolverlo en ese tiempo. Nos dan salas, está buenísimo porque llegamos a lugares que no hubiésemos llegado, pero al mismo tiempo es muy difícil gestionar que la gente vaya al cine.

A mí me da mucha bronca eso porque no hay una planificación, está todo desmembrado, es un “bueno, justo tengo un huequito, antes de que no las pueda pasar, las pongo acá” y es algo que no sirve si no nos avisan una semana antes para organizarlo. Es difícil cuando en algunas localidades no tenés los contactos, no sabés cómo hacer para que la gente vaya si la sala en sí no tiene movida. Depende mucho de cómo están organizadas las salas en cada provincia. A la distancia no podemos ayudar que la gente se acerque si no se acerca nunca, eso es un problema mayor. Pero ahora que lo estoy experimentando, vamos a tratar de generar políticas, tratar de meternos un poco en el INCAA. No todo puede ser en producción, sino también pensar en la distribución.

Marilina Giménez. Fuente: La Capital, Mar del Plata.

El documental entremezcla material de archivo de conciertos, con planos aéreos de la ciudad de noche y testimonios de las protagonistas en primer plano. La estética nocturna, las situaciones retratadas (en algunos casos discriminatorias), el reconocimiento en el exterior (para las que llegan), todo eso es encuadrado por la lente de Marilina Giménez. Es a través de este discurso cinematográfico irreverente que vemos todo aquello que se esconde pero necesariamente debe salir a la luz.

Clips de la película. Fuente: Kino Rebelde (María Vera)

El documental recibió el premio a Mejor Largometraje Documental en el Queer Lisboa, Festival Internacional de Cinema Queer. Portugal (2019). Fue seleccionado en más de una veintena de festivales nacionales como internacionales, tanto de Género como de Derechos Humanos,  entre los cuales destacan el FR International Film Festival Rotterdam. Países Bajos (2019), Curaçao IFFR Rotterdam. Curaçao (2019), FRAMELINE– San Francisco International LGBTQ Film Festival (2019), FIDBA, Festival Internacional de Cine Documental de Buenos Aires. Argentina (2019), Queersitch Lesbisch-Schwules FilmFestival. Suiza (2019), RIZOMA Festival. España (2019), Soundwatch Berlin Music Film Festival. Alemania (2019), Nuremberg International Human Rights Film Festival. Alemania (2019).

Youtube

Lucy Patané, guitarrista. Fuente: Ni a palos

La ley de cupo femenino en la música, una batalla de largo recorrido

La ley de cupo femenino fue impulsado por un grupo de artistas que reaccionaron ante una investigación que hizo Ruidosa, un colectivo chileno, donde se mostraba la escasa participación de mujeres en los festivales. Luego se realizó  un censo y se vio que la proporción en los festivales argentinos era nulo comparado a la cantidad de mujeres que existían. 

La principal impulsora del proyecto de ley en nuestro país fue Celsa Mel Gowland, en ese momento presidenta del Instituto Nacional de la Música. Junto a organizaciones de mujeres músicas a lo largo de todo el país se realizaron Foros Federales para establecer las necesidades de las músicas en las provincias.

En mayo, el proyecto había recibido la media sanción de Senadores. En Diputados fue aprobado con 133 votos afirmativos, cinco negativos y seis de abstención.

Al aprobarse la ley, todos aquellos  los eventos organizados de forma pública o privada que convoquen a un mínimo de tres artistas y/o agrupaciones en una o más jornadas o programaciones anuales deben respetar un cupo femenino de 30 por ciento. Este número abarca tanto a solistas como grupos de mujeres y mixtos.

Fuente: Latfem

Lo de la ley de cupo no pudimos filmarlo porque sucedió en paralelo al documental, cuando salió se empezaron a filmar las firmas para el proyecto de ley. En mi opinión la ley debería ser 50% y 50% y que se pudiera también como establecer que, no por cumplir un cupo nos manden al comienzo. Estaría bueno poder establecer algún tipo de política para que vaya una banda y luego otra, intercalarlas. Si fuera 50% sería mucho más parejo. Leí una crítica de Sathya en un festival que dijo “Bravo por la ley de cupo: son todas chetas y blancas”. Se ve que en ese festival cumplieron con lo que establecía la ley pero nadie nos representaba. Terminan beneficiando a las que son “amigas de”, que de alguna manera, no representa todo este crecimiento de mujeres, lesbianas y trans que estamos haciendo la escena bien desde abajo y después termina siendo la amiga del productor de turno la que toca y no la conoce nadie, o está inflada por publicidad o alguna marca y eso también es un riesgo. Ojalá pudiéramos hacer que no pase, ya veremos.

Otra cosa de la ley de cupo, que no es para criticarla sino para mejorarla: está el tema de las disidencias, no son sólo mujeres lesbianas y trans. Deberíamos también poder luchar por las disidencias que incluyan a los chicos trans, a les no binaries, a los chicos gays. Todos estamos ahí en las minorías, de alguna manera habría que luchar un poco por les otres. Porque tampoco conozco muchas bandas de chicos gays en Argentina, está Sudor Marika, pero no hay muchísimas. Tampoco conozco de chicos trans, ni de no binaries. Digamos, el conflicto es claramente con los varones heterosexuales blancos hegemónicos. Ya no pueden estar todo el tiempo en la mira ellos, empecemos a repartir un poco.

¿Estás con nuevos proyectos audiovisuales que vayan en esta misma línea?

Sí, estoy con un proyecto nuevo que tiene partes de ficción y otras documentales. Va a ser acerca de sexualidades, género y también va a haber música, si bien no va a ser un documental musical específicamente, pero en sí la música va a ser muy importante para el documental. Por ahora puedo decir eso, hay todo un cuestionamiento sobre las sexualidades y el género. Estoy ahí tratando de hacerlo, está en desarrollo. Por ahora se llama “Los chicos de enfrente”. 

Próximas proyecciones del documental en CABA y resto del país:

Agradecimientos: @marilinacastor @unabandadechicas

malba.org.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s